El Blog de Betfair

Río 2016: Chris Froome se ha conjurado para llevarse el oro de la crono

Regístrate ahora Ver mercado

Este miércoles se cierra el programa masculino en carretera. Tom Dumoulin es el gran rival del flamante vencedor del Tour.

Hace cuatro años Froome logró el bronce, sin preparar la prueba tan meticulosamente como Bradley Wiggins, que fue el que se llevó la gloria.

Causó rabia, causó controversia. Y lo que es peor, causó lesiones horribles. Incluso para los que no entienden las cuestiones técnicas del ciclismo, no fue complicado observar que la última bajada de prueba de ciclismo en carretera del sábado no era de recibo.

Si la serpenteante carretera no fuera suficiente, el mal estado del asfalto y sobre todo su suciedad hicieron el resto. Annemiek van Vleuten lo pagó con huesos rotos, como lo hicieron Richie Porte y Vincenzo Nibali.

En las reacciones que siguieron, el antiguo jefe del ciclismo británico Chris Boardman cargó contra los organizadores, y proclamó que él y muchos otros habían avisado ya de lo que iba a ocurrir. Otro que pareció haber pensado lo mismo fue Chris Froome.

Aunque los expertos afirmaron que los últimos ascensos a Vista Chinesa no se amoldaban a sus características, la realidad es que el británico pareció sufrir en cada bajada, y correr con ese peligro muy presente en su mente. Aunque era uno de los favoritos, acabó 12.

La crónica de Cycling Weekly afirmaba el domingo que cualquiera que viera cómo afrontó el británico la última bajada debe tener claro que su objetivo había quedado ya fijado para la crono de este miércoles.

Mucho se ha hablado del "Project X", el programa secreto comandado en Cambridge por el antiguo jefe de Red Bull en Fórmula 1 Tony Purnell. La creencia es que Froome podría aparecer en esta carrera con una nueva y revolucionaria bicicleta.

Pero la crono depende siempre más de las piernas del corredor que de su material, y es por ello que el ganador del Tour presenta una cuota de [2.5]. Hace cuatro años logró el bronce, sin preparar la prueba tan meticulosamente como Bradley Wiggins, que fue el que se llevó la gloria. Esta vez la única aspiración de Froome es el primer puesto.

Su principal rival, el holandés Tom Dumoulin, también rehuyó de los riesgos el sábado. Se retiró nada más empezar la carrera alegando unas molestias que nadie se tomó muy en serio. Dumoulin se está recuperando de una fractura de muñeca que le obligó a dejar el Tour entre lágrimas, y ello me hace pensar que quizá su favoritismo sea un arma de doble filo.

De hecho Froome debería estar más preocupado quizá por Tony Martin, que logró la plata en Londres y al que el recorrido, con subidas cortas explosivas y una larguísima recta final, le favorece. El especialista alemán también evitó los problemas el sábado, y siempre aparece muy bien preparado en estas citas.

Apuesta recomendada
Froome gana el oro en la prueba contra el crono en carretera a cuota [2.5] (Sportsbook).

Regístrate ahora Ver mercado
More _Rio 2016