El Blog de Betfair

Mayweather vs. McGregor: prepárate para la mayor sorpresa desde el 'Rumble in the Jungle'

Regístrate ahora Ver mercado

La pelea de la madrugada de este domingo 27 de agosto recuerda a nuestro experto John Balfe la que disputaron Muhammad Ali y George Foreman en Zaire.

Cuota 4 para Mayweather, y 15 para McGregor, en la gran pelea del año para los nuevos usuarios de Betfair.

¿Lecciones de la selva?
En octubre de 1974, en un húmedo y enorme estadio al aire libre en lo que antes se conocía como Zaire, Muhammad Ali se enfrentó a George Foreman en el combate más célebre de la historia del boxeo. Foreman, que entonces contaba con 25 años, era considerado por los expertos el peso pesado del momento. El medallista de oro de 1968 llevaba 40 triunfos seguidos, y solo tres oponentes habían llegado a la campana final. Ali, por contra, era visto como una estrella que se apagaba. Cerca de los 33 años, no parecía que su estilo técnico tuviera mucho que hacer contra la fuerza bruta de Foreman. Dada su estatura en la cultura popular de los Estados Unidos, había un ambiente de funeral antes de la pelea. Tras poco más de ocho asaltos, Foreman estaba tendido en la lona, y Ali celebraba el triunfo. Parte de lo que se sucedió se debió a la cabezonería de Ali, que se negó a creerse la mística que rodeaba a Foreman antes del combate de Kinshasha. Las poco tradicionales tácticas que empleó fueron decisivas para tumbar a su rival. Es lo mismo que debe intentar hacer Conor McGregor cuando se enfrenta a Floyd Mayweather en la madrugada de este domingo.

Una pelea poco ortodoxa puede sorprender al campeón
Varias veces en su pelea de 1974 Ali logró colocar derechas en la cara de Foreman sin haberse protegido con su izquierda. En una postura tradicional, un golpe de derecha es uno de porcentaje bajo. Debe viajar una distancia extra a través del hombro para llegar a castigar al rival, y como señaló Normal Mailer en el documental Rumble In The Jungle, es una táctica casi insultante, ya que sugiere que el que la lanza cree que su adversario es tan lento que puede llegar a ser efectiva. Foreman llevaba cinco años sin recibir intentos de ese tipo. No era parte de la táctica que se había venido afinando como la correcta para ganar ese tipo de peleas en los últimos cien años. Era algo que solo se enseñaba como base en la época amateur. Sin embargo, empleado de forma inesperada, ese golpe provocó una de las grandes sorpresas de la historia del deporte.

La planificación y el instinto, a favor de McGregor
Esto es algo que McGregor conoce mientras se entrena para tratar de batir a Mayweather, un boxeador reconocido unánimemente como el mejor de su generación. 49 boxeadores han tratado de derrotar a 'Money' sin éxito tratando de jugar su mismo juego, pero si McGregor puede lograr algo de iniciativa es utilizando golpes con los que Mayweather no está familiarizado. El irlandés tiene, sobre el papel, varias ventajas. Es más grande y largo. Es zurdo, y Mayweather ha tenido problemas en el pasado contra boxeadores de ese tipo. Más importante, buscará cosas muy diferentes a los rivales a los que se ha enfrentado el campeón en su carrera. Es un golpeador de élite, y no solo con su fuerza bruta. En el cerebro de McGregor está grabado el modo de golpear en el momento adecuado y con precisión. Si adopta la postura parecida al karate típica de la MMA, Mayweather tendrá que decidir si se adapta o sigue con su plan si tenerlo en cuenta. Aunque dicha posición podría parecer extraña en un ring de boxeo, favorece las fortalezas naturales de McGregor. Su poderosa zurda permanece escondida mientras la derecha explora, tanto para medir distancia como para tratar de romper el ritmo del rival. La zurda de McGregor es tan precisa que puede lanzarla al cuerpo y adaptarla a un 'uppercut'. Con los guantes de 8 onzas que fueron aceptados por la comisión de Nevada, Mayweather no querrá encajar uno de esos golpes.

La astucia del aspirante
Pero lo que convierte a McGregor en un rival tan peligroso, especialmente en una situación como ésta en la que no tiene nada que perder, es que es un luchador muy, muy inteligente. En el octógono de la UFC, es un experto en manipular al rival hasta encontrar situaciones que le favorecen. El irlandés habrá estudiado al detalle cuáles son los escenarios que le pueden dar el triunfo, y tiene la fe y la confianza para tratar de orquestarlos. Justo como Ali contra Foreman hace más de 40 años, McGregor puede desempolvar capítulos olvidados del boxeo para buscar una sorpresa que se recordaría durante muchos años.

***

Nos juntamos con el campeón David Haye y el luchador de la MMA convertido en boxeador Michael Page para pedirles su opinión sobre los guantes de 8 onzas.

Regístrate ahora Ver mercado
More Noticias