El Blog de Betfair

Apuestas golf: tres 'picks' para el mítico campo de Riviera

Regístrate ahora Ver mercado

El PGA Tour llega a una de sus citas más señeras. Dave Tindall nos trae tres selecciones para animar la semana.

J.B. Holmes está en gran forma tras acabar 11. en Pebble Beach, y entre los seis primeros tanto en el Phoenix Management Open y el Farmers Insurance Open.

Apuesta principal: Charl Schwartzel a cuota [21].

Riviera es famoso porque Tiger Woods jamás fue capaz de conquistarlo. Lo intentó 11 veces, pero jamás superó la segunda plaza. Es el único evento que ha jugado más de cuatro veces y no ha ganado.

Una de las teorías para explicarlo es que Tiger no conseguía renta en los pares cinco, y después se necesita precisión absoluta en los hoyos rodeados por eucaliptos y algunos de los 'greens' más pequeños del Circuito PGA.

Jack Nicklaus también lo pasaba fatal en Riviera, por lo que este recorrido es quizá una tumba para los más grandes. Veremos si Jordan Spieth o Rory McIlroy lo doman alguna vez. Siendo más pragmáticos, se puede ver claramente que el campo no se ajusta del todo al juego de McIlroy, y Spieth no parece haber arrancado la temporada a tope, ya que fue 21. en Pebble Beach. Eso sí, el número uno del mundo ha sido ya 12. y 4 en Riviera, y él sí que tiene el juego preciso que mejor se ajusta al campo.

Sin embargo, estoy contento de que mi elección es Charl Schwartzel, a una cuota más que jugosa. Hace tres años, en el debú del sudafricano en el evento, ya aposté por él a un precio menor. Hay una teoría que dice que lo que convierte a Riviera en especial es la hierba Kikuya. La bola se aposenta rápido en las calles, se agarra al palo en el 'rough' y apenas hay oportunidades de hacer correr la bola cerca de los 'greens'.

Los sudafricanos tienen un master jugando con ese tipo de verde. Ernie Els ya ganó este torneo en 1999, y Rory Sabbatini lo hizo en 2008. Cuando Els se hizo con el entorchado, dijo: "Éste es justo el tipo de superficie sobre el que jugaba cuando crecí. La Kikuya es una hierba muy complicada, y por suerte estoy acostumbrado a ella. Muchos estadounidenses solo lo juegan una vez al año, y es una ventaja para nosotros".

Schwartzel ya dio buenas pruebas de que también le va bien con la Kikuya. Acabó tercero en ese debú de 2013, y quinto en 2015. En ese 2013, llegó a su primer torneo del año en la PGA con dos triunfos en otros eventos alrededor del mundo. Este año ocurre lo mismo, ya que se ha llevado el Tshwane Open y el Alfred Dunhill con enorme autoridad.

Tras el triunfo en Sudáfrica, Schwartzel se mostró muy contento porque todos los segmentos de su juego parecen estar en su sitio. Esperemos que lo siga aprovechando.


Otra apuesta: J.B. Holmes a cuota [29].

La victoria de la semana pasada de Vaughn Taylor y la del año pasado para James Hahn en este mismo escenario muestran que los 'outsiders' tienen mucho que decir en esta parte de la temporada.

J.B. Holmes está en gran forma tras acabar 11. en Pebble Beach, y entre los seis primeros tanto en el Phoenix Management Open y el Farmers Insurance Open. Antes del final del año, también fue cuarto en el BMW Championship, y estuvo en el top10 en el Tour Championship. El bombardero de Kentucky lleva tiempo a un nivel extraordinario.

La lógica nos lleva a pensar que este campo no le va mucho a su juego, pero la realidad es que siempre lo ha hecho bien allí: seis top25s, y clasificaciones finales de 7-6-3-12-8 desde 2008 hasta 2012.

En Riviera los jugadores que juegan el efecto del 'fade' suelen ser muy favorecidos. Los golpes de izquierda a derecha son mucho más seguros allí. Holmes ya señaló tras una de sus buenas actuaciones en Riviera que le encanta el campo, y que la manera en que puede cortar la bola allí le favorece.

La capacidad de recuperar es clave en estas circunstancias, y Holmes ha sido 12., 5. y 6. en ese segmento en sus últimos tres eventos (Schwartzel también está recuperando muy bien, por cierto). Holmes lleva varios meses avisando de que pronto puede llegar una semana grande para él.

Entre los 10 primeros: Sergio García a cuota [3].

Es un poco triste decirlo, pero me temo que Sergio García no tiene el tipo de confianza que se necesita para ganar un evento con un 'field' tan potente, por lo que optaré por otro tipo de apuesta con él.

Su participación del año pasado me da la razón, ya que un 'bogey' en el último hoyo le privó de disputar el desempate.

De todas formas, espero un buen desempeño por su parte en uno de sus campos fetiche. García ha jugado nueve veces en Riviera, y solo en dos quedó fuera de los 25 primeros. Ha quedado entre los seis primeros en tres de sus últimas cinco participaciones.

El de Castellón acabó el 2015 con un triunfo en Vietman y arrancó 2016 con un cuarto puesto en Tailandia. En su última salida, en otro campo que le gusta, fue 7. en Doha.

En sus últimas cinco salidas ha alcanzado un 80% en 'greens' en regulación. Eso quiere decir que los hierros están en magnífica disposición. García afirmó el año pasado que Riviera le encanta porque realmente exige el golpe preciso del golfista en cada momento, como los recorridos más clásicos. "Siempre intento incluir el Northern Trust en mi calendario", concluyó. Es como para confiar en él.

Regístrate ahora Ver mercado
More Golf