El Blog de Betfair

Apuestas golf: ¿cuál de los cuatro grandes favoritos tiene más opciones en el Masters?

Regístrate ahora Ver mercado

Dustin Johnson, Jason Day, Jordan Spieth, Rory McIlroy. ¿Podrá Jon Rahm hacerle frente a ese cuarteto de grandes candidatos?

Hay que ser valiente para apostar contra 'DJ' en Augusta. Llega tras tres importantes eventos seguidos ganados. En el último se impuso en siete partidos cara a cara.

El golf es más competitivo cada año, y ello tiene su reflejo en las apuestas. Hace mucho que los días de dominio de Tiger Woods se esfumaron; el mercado 'Ganador sin Woods' ya no aparece en Betfair. La cabeceras de los ránking cambian rápidamente, y si preguntas a diez personas quién es el mejor golfista del mundo, puede que termines con media docena de respuestas diferentes.

Cuatro jugadores han tenido una cuota de [9] o menor como ganadores del Masters de Augusta en los últimos meses. De ese cuarteto, Jason Day ([21]) ha visto como su precio crece y crece por sus problemas con las lesiones. Ello nos deja con tres grandes nombres: Dustin Johnson ([7]), Jordan Spieth ([8.5]) y Rory McIlroy ([8.5]). El reciente ganador del Mundial Match-Play lidera las preferencias de los apostadores, pero hay motivos para estudiar con interés las opciones de los tres.

Hay que ser valiente para apostar contra 'DJ' en Augusta. Llega tras tres importantes eventos seguidos ganados. En el último se impuso en siete partidos cara a cara, con una solidez que asusta. Solo el último choque contra Jon Rahm llegó al final mínimamente apretado.

Ahora mismo, todos los aspectos del juego de Johnson parecen mostrar su mejor cara. Su 'driver', increíblemente potente pero también muy recto, le dio una gran ventaja sobre sus rivales en Austin, donde jugó 'wedges' en hoyos donde muchos otros debían emplear sus hierros largos. Sus opciones de 'birdie' eran constantes, y por si fuera poco estuvo magnífico con el 'putter'.

Si repite una actuación parecida se comerá Augusta, sabiendo además que el desempeño en los pares cinco es la clave para lograr una buena puntuación en el Masters. Su potencia se ajusta perfectamente al recorrido, e históricamente solo le ha faltado un poco de tacto en los 'greens' para llevarse la Chaqueta Verde. Sus mejoras en ese apartado sus notables en los últimos dos años, y sus resultados lo reflejan. En los últimos dos Masters, fue sexto y cuarto. Normalmente suele llevar seis o siete intentos hacerse con la primera Chaqueta Verde: será la octava vez en que este jugador actúe en el Augusta National, y está en el momento perfecto para seguir engrosando su cuenta de grandes.

Si hablamos de estrellas que dominan Augusta, ninguna como Jordan Spieth. Su triunfo en 2015, rompiendo récords, fue incontestable. Como incontestable parecía su victoria el año pasado, hasta que se vino abajo de forma incomprensible en los últimos hoyos. No pudo superar el grave error cometido en el hoyo 12, el famoso par 3 corto. Aunque todo el mundo quedó impactado por aquel fallo, Spieth fue todavía segundo.

Actualmente, hay jugadores en mucha mejor forma que el antiguo número 1 del mundo. En el Mundial Match-Play cayó en primera ronda contra Hideto Tanihara. Aunque pareció un fracaso, la derrota se suavizó al comprobar que Tanihara ganó después a Paul Casey e hizo sufrir a Dustin Johnson. Spieth ha decidido participar en el Houston Open para llegar con su juego más afinado a Augusta. Si completa una buena actuación, su [8.5] se reducirá algunas décimas.

Rory McIlroy también cayó muy pronto en el Mundial Match-Play, pero no cabe sacar conclusiones de ello porque Soren Kjeldsen jugó un golf extraordinario en el duelo contra el norirlandés. Semanas antes, McIlroy había mostrado un gran nivel en Bay Hill, donde acabó cuarto. Después de comenzar la temporada muy tarde por una lesión en las costillas, su séptimo puesto en el Campeonato del Mundo de México en su retorno mostró su recuperación.

El problema con McIlroy es que, aunque todo el mundo da por hecho que el campo se adapta a la perfección a su juego, no acaba de rendir en Augusta en los últimos años. La forma en que dejó escapar una ventaja de cuatro golpes en los últimos hoyos en 2011 parece pesarle todavía. Seis años después, no ha sido capaz de repetir una gran actuación en este grande. La mejor fue en 2015, cuando fue cuarto, pero se debió a una remontada en los últimos hoyos sin presión y sin opción alguna de alcanzar al ganador Spieth. Un buen Masters de Rory McIlroy debería estar al caer.

Regístrate ahora Ver mercado
More Golf