Mundial 2018: tras perder contra Francia, Australia se hundirá como colista del Grupo C

Regístrate ahora Ver mercado

Los 'bleus' afrontan uno de los grupos más sencillos del Mundial. Además, nos recuerda Andrew Atherley, tienen el mejor rival posible en su arranque.

Duplica tus ganancias si el equipo por el que apuestas como ganador de grupo gana sus tres partidos de la primera fase.

Grupo C del Mundial 2018 (Francia, Dinamarca, Perú y Australia)

Francia es el gran favorito del Grupo C, ya que se enfrenta a tres rivales que se clasificaron para Rusia a través de la repesca. No todo será sencillo para 'les bleus', sin embargo, ya que Perú y Dinamarca son el 11. y el 12. en el Ranking FIFA. Sobre el papel, esto convertiría al Grupo C en uno de los más duros, pero nadie se cree en realidad que esas dos selecciones estén tan arriba.

Francia es el cuarto favorito para ganar el torneo en Betfair, y lograr la primera plaza en la primera fase será muy importante, ya que probablemente implicaría evitar a Argentina en octavos. El combinado galo se enfrenta a Australia en la primera jornada, el rival perfecto para comenzar con tres puntos y tomar el control del grupo.

El otro partido entre Perú y Dinamarca es mucho más incierto, aunque los daneses tienen algo de ventaja al jugar más cerca de casa, y contar con una estrella de la experiencia de Christian Eriksen. Dinamarca, de hecho, representa algo de valor como campeón del grupo, ya que si gana en la primera jornada la diferencia de goles podría entrar en juego.

La mejor apuesta de este Grupo C es Australia como colista, opción muy probable para un equipo con serios problemar para hacer gol.

Francia lo ha hecho muy bien en los últimos tres Mundiales que disputó en Europa. Fue cuarta en 1982, ganó en casa 1998 y fue subcampeona en 2006. Didier Deschamps tiene la sensación de tener una 'generación de oro' entre manos, con Antoine Griezmann, Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé liderando un ataque sensacional. Paul Pogba y N'Golo Kante liderarán el centro del campo, mientras que Raphael Varane y Samuel Umtiti formarán en la zaga y Hugo Lloris defenderá la portería.

Un signo de la fortaleza de esta selección es la cantidad de talento que se ha quedado fuera, con jugadores como Karim Benzema, Anthony Martial, Alexandre Lacazette y Moussa Dembele ya de vacaciones. La sensación de que Francia está lista para algo muy grande se reafirmó en la Eurocopa disputada en 2016 en casa, aunque la derrota en la final disputada contra Portugal estropeara el clímax.

Esa inconsistencia no ha desaparecido del todo, ya que en la fase de clasificación los de Deschamps cayeron con Suecia y empataron con Bielorrusia y Luxemburgo. La gran pregunta que rodea a los franceses es si Deschamps dará rienda suelta al talento del que dispone. El 4-3-3 es su sistema preferido, pero últimamente también ha experimentado un 4-4-2 con dos extremos y dos puntas.

Tras no estar en el Mundial 2014 y la Eurocopa 2016, Dinamarca se clasificó en la repesca contra Irlanda después de acabar a cinco puntos de Polonia en la fase de clasificación. Los de Age Hareide, eso sí, acabaron esa fase muy fuertes, con seis triunfos y tres empates en los últimos nueve encuentros.

Los daneses han superado la primera fase en tres de los cuatro Mundiales que han disputado. Sin embargo, su última participación fue precisamente la única en la que no lo lograron. Ya no son el peligroso combinado que fueron en los 80 y los 90.

Todas las esperanzas están puestas en Christian Eriksen, su único jugador de clase mundial. Anotó 8 de los 20 goles del equipo en la fase de clasificación, y tres en la repesca. Thomas Delaney del Werder Bremen es un 'box to box' que sumó cuatro goles en esa fase previa. La falta de delanteros realmente peligrosos es el gran problema danés. En defensa, la sociedad que forman el capitán Simon Kjaer, del Sevilla, con Andreas Bjelland del Brentford es favorecida por el seleccionador. El portero del Leicester City Kasper Schmeichel les cubre las espaldas.

El partido clave de Dinamarca es el primero contra Perú. De ganarlo, los daneses llegarían muy confiados al segundo choque contra Australia, mientras que los peruanos podrían quedar eliminados contra Francia. No es descartable que Dinamarca se juegue la primera plaza contra Francia en la tercera y última jornada del grupo.

Famosa por ganar y Escocia y perder luego por 6-0 contra Argentina en 1978, Perú estará en un Mundial por primera en 36 años. Esa aparición de 1982 fue la única de los peruanos en Europa, y se cerró sin victorias, con dos empates y un 5-1 adverso contra Polonia.

Los peruanos llegan a Rusia tras superar una repesca contra Nueva Zelanda, tras acabar quintos en la fase de clasificación. A ello ayudó que se anularan los resultados contra Bolivia por la eliminación de esta última. Una señal de que Perú puede sufrir a este nivel es que ganó solo un partido de ocho a los primeros cuatro clasificados, y se quedó sin anotar en cinco de esos encuentros.

A su favor juega que los peruanos fueron mejorando conforme avanzaba la fase de clasificación, y sus jóvenes jugadores tienen margen de mejora. Ese grupo incluye al extremo Edison Flores, que anotó cinco goles en la fase previa, y los centrocampistas Renato Tapia y Christian Cueva.

Paolo Guerrero, una vez levantada su sanción, liderará el ataque junto con Andre Carrillo, que pasó la temporada pasada en el Watford cedido por el Benfica. El experimentado Jefferson Farfán, que superó hace mucho los 30 como Guerrero, es otra opción en ataque. La defensa está formada al completo por jugadores que actúan en Sudamérica o México, y está bien trabajada por Ricardo Gareca, con solo tres goles en contra en los últimos seis partidos oficiales.

Australia llega a Rusia afectada por el 'chock' de la dimisión de Ange Postecoglou tras clasificar al equipo y la llegada de Bert van Marwijk, el seleccionador que llevó a Holanda a la final de 2010. Postecoglou utilizó un controvertido 3-2-4-1 en la fase de clasificación, y está por ver cómo formará ahora su equipo.

Los seguidores británicos reconocerán a las principales caras del centro del campo: Aaron Mooy del Huddersfield Town, Tom Rogic del Celtic y Mile Jedinak del Aston Villa. Pero muchos de los seleccionados juegan en ligas europeas menos o en casa, y la falta de talento en ataque es notoria.

Australia querrá repetir su mejor actuación, la de 2006. Cayó en el grupo de Brasil y logró salir viva, dejando en la cuneta a Croacia y Japón. En 2014, con Postecoglou, perdió los tres partidos, y le será difícil evitar un destino similar también esta vez. La Copa Confederaciones del año pasado, eso sí, dejó motivos para la esperanza. Australia perdió 2-1 contra Alemania y después empató 1-1 contra Colombia y Chile. Considerando que alemanes y chilenos jugaron la final, no es mala señal.

De todas formas, hay muchas dudas de que puedan repetir esa actuación, con el mal momento de sus delanteros. Si pierden el choque inaugural contra Francia, a los australianos les será muy complicado remontar.

Apuesta recomendada
Australia será colista del Grupo C a cuota [1.72] (Sportsbook).

Regístrate ahora Ver mercado