Mundial 2018: Nigeria es la gran tapada del Grupo D

Regístrate ahora Ver mercado

Argentina puede sufrir muchísimo para clasificarse para octavos de final en un grupo durísimo que también incluye a Nigeria e Islandia. Análisis de Mark O'Haire.

Duplica tus ganancias si el equipo por el que apuestas como ganador de grupo gana sus tres partidos de la primera fase.

Grupo D del Mundial 2018 (Argentina, Croacia, Nigeria e Islandia)

Argentina es quizá el equipo más interesante de seguir en esta Mundial 2018. La Albiceleste ha estado vacilando entre la crisis y el desastre desde que perdió la final de 2014 contra Alemania, y casi se queda fuera de esta Copa del Mundo tras una fase de clasificación tortuosa. Lionel Messi resultó una vez más decisivo, con un hat-trick en el último y definitivo encuentro.

El campeón de 1986 ha tenido tres presidentes de federación, tres seleccionadores, seis sistemas de juego y 43 jugadores en los 18 partidos jugados de camino a Rusia. No estamos ante un ejemplo de consistencia, desde luego. Pero con el mejor jugador de su generación y uno de los mejores entrenadores presentes en la competición, Jorge Sampaoli, Argentina buscará el máximo trofeo. Pero lo razonable es apostar en su contra.

A pesar de todo su talento ofensivo, Argentina únicamente anotó 19 goles en la fase de clasificación, los mismos que el colista Venezuela. Encontrar el contexto adecuado para que Messi brille es la obsesión de Sampaoli, pero no ha sucedido hasta ahora y el tiempo se acaba para los argentinos.

La problemas en defensa, sin embargo, son los provocan la mayor parte de la desconfianza. La querencia de Sampaoli por la presión alta provoca que la zaga deba jugar muy adelantada. Lleva mucho tiempo en el campo de entrenamiento perfeccionar ese esquema, con jugadores rápidos y enérgicos. Argentina carece de ese tipo de personal. El espectacular colapso contra España en un amistoso disputado en marzo fue el resumen de todos esos problemas. En un grupo complicadísimo, apostar por los argentinos no tienta en absoluto.

Si se clasifica, la lógica dice que Argentina se encontraría con España y Alemania en las eliminatorias. La Albiceleste solo ha pasado una vez de cuartos de final desde 1990, en el Mundial de Brasil de 2014. Conviene mirar a otras selecciones para apostar a ganador este año.

Si Argentina zozobra, Croacia será la mejor situada para aprovecharse de ello. El combinado croata ha quedado eliminado en los últimos tres Mundiales, pero lideró su grupo en la Eurocopa 2016, batiendo a España. Después llegó una dolorosa derrota en la prórroga contra el campeón Portugal en octavos.

Ante Cacic fue cesado antes del penúltimo y decisivo partido de la fase de clasificación, y Zlatko Dalic se hizo cargo de Coracia, logrando enderezar el barco y la clasificación en la repesca. El juego ha mejorado, y los jugadores parecen más contentos ahora. Bien surtida de atacantes, la selección croata puede tratar de sofocar a sus rivales con el control del balón, o también jugar al contraataque.

Luka Modric está actuando más adelantado para tratar de ayudar en la fase creativa. Con Mario Mandzukic, Ivan Rakitic y Ivan Perisic, hay talento suficiente para plantar cara a la mayoría de selecciones presentes en Rusia.

Nigeria ha solido decepcionar en las últimas Copas del Mundo, pero el optimismo vuelve a ser notable bajo el mano de Gernot Rohr. Es cierto que el gigante africano carece quizá de las estrellas de otras ediciones, pero Rohr se ha centrado en crear un equipo sólido. La organización, el trabajo duro y la disciplina no han sido a veces las características de los nigerianos, pero el actual grupo ha mejorado mucho en ese sentido.

Las 'súper águilas' tienen una velocidad y potencia notable en ataque. Nigeria se clasificó en un grupo de gran dificultad, formado por Argelia, Zambia y Camerún. El presidente de la Federación Nigeriana ha afirmado que espera que su selección llegue al menos a semifinales. Puede parecer algo exagerado, pero la cuota si se clasifica es muy atractiva.

Con una población alrededor de 330.000 habitantes, Islandia es el país más pequeño de la historia en jugar un Mundial. La monumental hazaña lograda en la Eurocopa 2016, llegando a los cuartos de final eliminando a Inglaterra, parecía el techo de los islandeses. El seleccionador Lars Lagerback dejó el banquillo a su ayudante Heimir Hallgrimsson, y nadie esperaba que los islandeses pudieran estar en Rusia.

Pero estos chicos no respetan ningún guión. La Eurocopa 2016 quedó rápidamente en el olvido, y los islandeses fueron primeros en un grupo que incluía a rivales muy reputados como Croacia y Turquía.

El debut de Islandia contra Argentina fue uno de los primeros partidos del Mundial para el que se agotaron las entradas (el otro fue la final). Hasta un 10% de la población del país viajará a Rusia, y seguro que aportará gran colorido en las gradas.

Con todo, a pesar del optimismo de los islandeses, esta vez es muy improbable que logren avanzar a la segunda fase. Hallgrimsson necesita desesperadamente que algunos de sus mejores jugadores vuelvan a un estado de forma aceptable, especialmente Gylfi Sigurdsson.

El capitán Aaron Gunnarsson ha sufrido una temporada plagada de lesiones en el Cardiff, y el delantero Kolbeinn Sigthorsson ni siquiera se ha recuperado de su dolencia en la rodilla y no ha viajado a Rusia. No parece posible que el milagro de 2016 se repita sin unos sobresalientes Sigurdsson y Gunnarsson, y la lógica dice que Islandia podría cerrar el grupo.

Apuestas recomendadas
Nigeria se clasificará en el Grupo D a cuota [3.5] (Sportsbook).

Regístrate ahora Ver mercado